economía | pymes

Pymes y comerciantes celebraron el acuerdo por la deuda

Para la Confederación General Empresaria de la República Argentina (CGERA) y la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC), el acuerdo representa "una base más sólida para iniciar la recuperación".

Pymes industriales y comerciantes celebraron el acuerdo alcanzado entre el Gobierno y el Grupo Ad Hoc de Bonistas Argentinos, el Comité de Acreedores de Argentina y el Grupo de Bonistas del Canje por la reestructuración de unos u$s66.000 millones de deuda en bonos emitidos bajo legislación extranjera, luego de meses de difíciles negociaciones.

La Confederación General Empresaria de la República Argentina (CGERA) y la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC) fueron las primeras entidades en manifestarse tras conocerse la noticia, calificando el acuerdo como “un gran paso” y “una base más sólida para iniciar la recuperación”.

La Confederación General Empresaria de la República Argentina (CGERA) destacó que el acuerdo alcanzado entre el Gobierno y los bonistas para reestructurar la deuda “le permitirá al Poder Ejecutivo implementar políticas para reactivar la producción y el empleo”.

“El Gobierno dio un gran paso para dejar atrás la herencia y enfocarse en la agenda productiva”, aseguró Marcelo Fernández, presidente de CGERA. En este sentido, el empresario resaltó que “el acuerdo demoró porque se evitó un compromiso que el país no iba a poder cumplir” y que “para las PYMES significa que podemos apostar a políticas que beneficien el financiamiento para la producción y el consumo”.

En esta línea, el Presidente de CGERA resaltó la negociación llevada adelante por el ministro de Economía, Martín Guzmán, y se mostró “confiado en que sacarnos esta mochila de encima permitirá que el país pueda crecer, enfocándose en las PYMES y los trabajadores como actores centrales de la recuperación durante la pospandemia”.

CGERA representa a miles de pymes agrupadas en más de 90 Cámaras y Federaciones de todo el país. Algunos de los sectores industriales que la constituyen son Manufacturas del Cuero, Indumentaria, Curtiembres, Exportadores pymes, de la Carne, Electrónicos, Radiodifusores, Ópticos, Engordadores de Hacienda, Fabricantes de Tintas Gráficas, Metalúrgicos, Insumos textiles, del Juguete, Industria del Calzado, Herrajes, Productores Artísticos y Culturales, Seguridad, Construcción, Empresas Procesadoras Avícolas, Laboratorios, Farmacias, Textiles, Autopartes Pyme, Panaderil, Ferroviarios, aires acondicionados, industria naval, de fuegos de artificios, entre otros.

Por su parte, la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC) sostuvo que el acuerdo entre el Gobierno e importantes grupos de tenedores de deuda bajo legislación extranjera “permitirá avanzar en el canje de dichos títulos sin que ello haya requerido cambios sustanciales respecto a la propuesta previa efectuada por nuestro país”.

“Oportunamente, la CAC había apoyado la oferta oficial, al entender que implicaba un adecuado equilibrio entre las legítimas aspiraciones de cobro por parte de los acreedores y las reales posibilidades de pago por parte del Estado Nacional. Hoy ratifica ese acompañamiento y se congratula de la buena aceptación que el ofrecimiento tuvo”, afirmó.

La entidad dijo estar “convencida de que la regularización de los pasivos colaborará con la estabilización de la macroeconomía local y significará una base más sólida para iniciar la recuperación, tras un estancamiento de 10 años y una profunda recesión originada por la pandemia en curso. Dotará de mayor solvencia al fisco y permitirá que las empresas argentinas accedan a más y mejor financiamiento, favoreciendo así la inversión y la generación de empleo genuino”.

“Por todo lo anterior, la CAC celebra el acuerdo alcanzado con los grupos mencionados y aboga por que los restantes acreedores también adhieran al canje propuesto, en beneficio de todas las partes involucradas”, finaliza el comunicado.

Dejá tu comentario