Empresas | Edenor | eficiencia energética | Enre

Definen nuevas tarifas para los medidores prepagos de Edenor

Edenor cerró el año pasado con 140.000 Medidores Integrados de Energía (MIDE) -instalados en su gran mayoría a beneficiarios de tarifa social- y este año espera alcanzar los 250.000 usuarios.

El Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) actualizó las tarifas correspondientes al consumo eléctrico para los medidores prepagos instalados en el área de concesión de Edenor. Son para los valores que ya rigen desde este mes y los que se aplicarán desde marzo.

El organismo hizo esto a través de la resolución 31/2019, que fijó la tarifa residencial plena en un rango de $ 2,877 a $ 9,10 el kilovatio por hora (kW/h) durante febrero y de $ 3,12 a $ 12,9 desde marzo.

Para la tarifa social el rango va desde $ 0,88 a $ 3,30 el kW/h este mes y de $ 1,12 a $ 12,90 el próximo. Además, se determinó un rango de $ 4,341 a $ 4,635 en febrero para las tarifas plenas generales y de $ 5,214 a $ 5,594 en marzo.

Edenor cerró el año pasado con 140.000 Medidores Integrados de Energía (MIDE) -instalados en su gran mayoría a beneficiarios de tarifa social- y este año espera alcanzar los 250.000 usuarios.

Los equipos que reemplazan a los tradicionales medidores permiten a los usuarios hacer recargas en los puestos habilitados en barrios y partidos donde la empresa presta servicio.

Como ocurre con algunos servicios de telefonía o televisión satelital, el sistema permite usar electricidad pagándola previamente. Para esto, el usuario abona en un punto de carga, introduce el código en el medidor y se le “acredita” la cantidad de kWh pagada.

La idea es permitirle al cliente llevar un control de sus gastos, ya que puede conocer en tiempo real la evolución de su consumo a través de una pantalla. Y también sirve para promover la eficiencia energética porque la compañía, al medir mejor los hábitos de consumo de sus clientes, podrá planificar mejor sus compras de energía.

Los últimos medidores inteligentes que incorporó Edenor el año pasado permiten conocer en tiempo real los consumos, saldos de crédito, valores parciales y totales del suministro, y monitorear cortes.

Además, los equipos permiten hacer un balance de la energía entregada por la red y la consumida por los clientes, algo que servirá para conocer las pérdidas por deficiencias técnicas o fraude.

Dejá tu comentario