Artículos técnicos | Aparatos de Maniobra | Motor Asincrónico | Arrancadores Suaves | Artículos Técnicos

Arrancadores suaves Impulso de arranque

En este artículo describiremos otra prestación, muy particular, que ofrecen algunos arrancadores suaves electrónicos; la opción de aplicar un impulso de arranque o de despegue del motor alimentado, y con ello, de la máquina asociada.

En notas anteriores hemos publicado una tabla donde se indican las distintas prestaciones que se pueden encontrar según el tipo de arrancador suave electrónico y descripto a algunas de las mismas; es decir, aquellas que como mínimo se encuentran en un arrancador suave más elemental.

Las prestaciones ya descriptas en las publicaciones anteriores se encuentran destacadas en color rojo.

A continuación volvemos a publicar la misma tabla actualizada, donde además indicamos los números de nuestra Revista Electro Instalador donde los temas fueron tratados (todos los números anteriores de la revista pueden encontrarse en www.electroinstalador.com).

foto_02-enero_2017.jpg
<p><strong>Tabla 1. Prestaciones según el tipo de arrancador suave</strong></p>

Tabla 1. Prestaciones según el tipo de arrancador suave

Ya sabemos que el motor asincrónico trifásico cuando se conecta directamente a la red, es decir, cuando se vinculan sus bornes de alimentación a una red con una tensión nominal igual a la suya asignada, se desarrollan en su rotor un momento (par) motor dependiente de la velocidad que alcanza en cada instante. Ese momento motor tiene un valor inicial conocido como momento de arranque (Ma), pasa por un valor mínimo (Mmin) y luego se eleva hasta alcanzar su valor máximo (Mmáx), aproximadamente al 80% de su velocidad de sincronismo; para luego caer bruscamente hasta anularse cuando alcanza la velocidad de sincronismo (n0). En la figura 1 el momento motor estáre presentado en color rojo.

En la misma figura 1, en color verde está representado un supuesto momento de carga, es decir, la resistencia que opone la máquina arrastrada. La diferencia entre el momento motor (del motor) y el momento de carga (de la máquina arrastrada), es el momento de aceleración. Cuanto más grande sea el valor del momento de aceleración más rápidamente el motor logrará la condición de equilibrio de funcionamiento que es cuando el momento motor y el momento de carga tienen el mismo valor.

En la figura 1 se considera que la máquina arrasada requiere del motor un momento igual a su momento asignado, es por eso que en el punto de equilibrio se indica M asignado y se indica como velocidad de giro a la velocidad asignada (nn). Es el momento en el que el motor toma de la red a su corriente asignada (In) produciendo su factor de potencia nominal con su rendimiento nominal.

foto_01-enero_2017.jpg
<p><strong>Figura 1. Relación momento (par) motor vs momento de carga.</strong></p>

Figura 1. Relación momento (par) motor vs momento de carga.

Es sabido que la mayoría de los motores arrastran máquinas de cargas que le exigen menos de su valor asignado. El promedio de los motores entregan entre el 75 y el 80% de su valor asignado; por lo que toman de la red una corriente inferior a la asignada y giran a una velocidad algo superiora la asignada.

La figura 2 muestra cómo se desarrolla la corriente que consume el motor de la red mientras se acelera hasta alcanzar su velocidad de funcionamiento.

Vemos que se mantiene prácticamente constante en un valor cercano a la corriente de arranque (Ia) hasta alcanzar cerca del 80% de su velocidad de sincronismo; a partir de allí se reduce bruscamente hasta anularse al llegar a ella. Por eso ningún motor asincrónico puede funcionar a su velocidad de sincronismo, ya que en ese estado no puede entregar potencia.

Cuando el motor logra la velocidad de equilibrio de funcionamiento constante, el motor toma de la red su corriente de servicio (Ie). Si el punto de equilibrio se logra cuando el motor gira a su velocidad asignada (nn) el motor toma su corriente asignada (In) y entrega su potencia asignada (Pn) (ver Figura 2).

foto_03-enero_2017.jpg
<p><strong>Figura 2. Corriente de arranque de un motor a plena tensión.</strong></p>

Figura 2. Corriente de arranque de un motor a plena tensión.

NOTA COMPLETA EN PDF

Arrancadores suaves Impulso de arranque

Dejá tu comentario